La Mantis religiosa

Hoy nos vamos a acercar al mundo de la Mantis religiosa, intentando conocer un poco mejor su comportamiento y algunas de sus características más llamativas.
El nombre de Mantis religiosa se debe a sus grandes patas delanteras, que están dobladas y juntas de una forma que recuerda a la posición de oración.


Este insecto es un fantástico cazador que cuenta con múltiples armas para atrapar a sus presas dejándolas con muy pocas opciones de sobrevivir. Su cabeza es triangular y tiene una gran movilidad, además de contar con dos grandes ojos compuestos y tres simples entre ellos, lo que les da una gran visión del entorno y de sus posibles presas. Son capaces de acechar inmóviles pacientemente hasta que una presa se pone a su alcance, entonces extiende sus patas delanteras para atrapar a la víctima y dejarla inmovilizada gracias a las púas con las que cuenta mientras se alimenta de sus partes mas jugosas, ¡una auténtica cazadora!


Las Mantis suelen ser de color verde a marrón oscuro, dependiendo de la coloración del lugar donde realizan su última muda antes de ser adultas, siendo ésta una gran medida de adaptación al medio que las rodea.

Son insectos conocidos por comerse también a los de su propia especie, y es que en el momento del apareamiento el macho asume un elevado riesgo ya que las hembras de esta especie los suelen devorar justo al acabar el acto e incluso durante el mismo, ¡es como para pensárselo dos veces antes de tener una cita con una Mantis religiosa!


En esta fotografía tomada en octubre de este año en la Sierra del Suído (Pontevedra) podemos observar a una hembra arrastrando a un macho decapitado hacia una zona más segura para poder seguir devorándolo con mayor tranquilidad.


Por último quería mostraros en detalle su cabeza, en esta fotografía tomada en agosto de este año en los Ancares (Lugo), en la que se puede apreciar por un lado la forma triangular de su cabeza así como sus potentes mandíbulas y por otro los dos grandes ojos compuestos y los tres simples que se encuentran entre sus antenas.

Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor a este maravilloso insecto y que entre todos ayudemos en su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

4 comentarios: