El acebo

En esta nueva entrada vamos a acercarnos a un arbusto o árbol que encaja muy bien con las fechas en las que nos encontramos, el acebo.

El acebo o Ilex aquifolium puede llegar a medir 20 metros de altura y sobrepasar los 100 años de vida. Es conocido por formar parte de la tradición decorativa navideña y confundido en numerosas ocasiones con el muérdago.


Es un árbol de hoja perenne y porte piramidal, con una copa densa y muchas ramas desde la base. Sus hojas tienen un borde marcadamente espinoso en los ejemplares jóvenes que va quedando unicamente en la parte baja de la copa cuando éstos son adultos, como medida de adaptación al medio y como protección ante los herbívoros. 

En la foto, detalle de la forma de las hojas en un mismo ejemplar de acebo, las primeras completamente lisas y las segundas muy espinosas.

Los ejemplares femeninos producen un fruto de pequeño tamaño, en un primer momento verde y cuando está maduro de un rojo brillante, donde se encuentran las semillas y que permanecen durante todo el invierno en el árbol, siendo un sustento alimenticio muy importante para la fauna de la zona que en esa época pueden llegar a basar su dieta en estos frutos (pequeñas aves, zorros, martas, etc). 

Como curiosidad, en Galicia, una antigua tradición lo simboliza como protector de brujas y encantamientos. Asimismo, los frutos tienen propiedades purgantes y vomitivas.

Habita en bosques y lugares sombríos de montaña de entre 300 y 2000 metros, con abundantes precipitaciones y humedad. Es una especie que soporta muy bien la sombra de otros árboles, por lo que convive en el sotobosque de algunas especies, como robles, pinos o hayas.
En ocasiones al acebo se le confunde con el muérdago, aunque distan mucho de parecerse, ya que esta última es una planta parásita cuyos tallos trepan por los troncos y ramas de sus árboles huéspedes además de que sus frutos son blanquecinos y translúcidos.


El acebo era una especie protegida que ha llegado a estar en peligro de extinción en muchos sitios debido a su recolección para usos medicinales, ornamentales y para el aprovechamiento de la madera en ebanistería. Recientemente y después de 33 años de protección, la Xunta de Galicia ha decidido derogar ese nivel de protección sin apoyarse en ningún tipo de argumento o de informe científico sobre el estado de conservación de esta especie y las consecuencias que su desprotección tendrá para otras especies protegidas.

Espero que después de este pequeño post conozcamos un poco mejor este maravilloso arbusto y que entre todos ayudemos en su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Domínguez Lerena, S., Martínez Rodríguez, E., (2003), Os segredos das arbores. Santiago, España, Consellería de Medio Ambiente.

Webgrafía:
www.sghn.org
www.arbolesdegalicia.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario