Rescatando anfibios

Es bien sabido que los anfibios necesitan el agua para reproducirse y en ocasiones esa dependencia les obliga a aventurarse a cruzar carreteras, caminos y pistas, poniendo en riesgo su vida cada vez que pisan el asfalto. En las noches húmedas y con lluvia de invierno y primavera son especialmente vulnerables, ya que se activan buscando masas de agua donde poder reproducirse. Si damos con la noche adecuada (condiciones de temperatura, humedad y lugar propicio), podemos contarlos por docenas e incluso por cientos sin salir de la carretera.

B. spinosus momentos antes de ser apartado de la carretera.

Las carreteras, además, no sólo propician los atropellos, sino que destruyen o fragmentan los hábitats, favoreciendo el declive de especies como el Bufo spinosus o la Salamandra salamandra.


Ejemplares adultos de sapo común atropellados en carreteras secundarias.

Para ilustrar mejor este problema, os voy a contar lo que sucedió una de esas noches propicias para ver anfibios. El día 4-01-2018 realicé una salida por el sur de la provincia de Pontevedra, ya que las condiciones eran óptimas y la zona buena.

Llovía suavemente y la temperatura rondaba los 11º, el suelo húmedo y no soplaba demasiado viento. Nos movíamos en coche por carreteras secundarias con la idea de buscar charcas y regatos para hacer un muestreo de los anfibios de la zona, cuando nos encontramos con que era imposible avanzar más de cien metros sin encontrarnos con ejemplares de salamandra (Salamandra salamandra) o de sapo común (Bufo spinosus) en el camino. Al ver este panorama decidimos aportar nuestro granito de arena y alejarlos de esa trampa mortal en la que se encontraban, parando y recogiendo los ejemplares que íbamos descubriendo, para llevarlos a una zona más apartada donde pudiesen seguir con su ciclo reproductor.

Precioso ejemplar adulto de B. spinosus en una zona segura.

En un tramo de carretera (de unos 100m), directamente detuvimos el coche ante la enorme cantidad de sapos que nos encontramos, era imposible pasar por allí sin atropellar alguno, por lo que nos pusimos manos a la obra para sacarlos de allí, en total entre 120 y 150 ejemplares adultos de B. spinosus rescatados y puestos en lugar seguro.

Pequeña muestra de los ejemplares rescatados, algunos de ellos en amplexo.

Otra fotografía que muestra más ejemplares sacados de las carreteras.

Por último decir que muchos de los ejemplares rescatados se encontraban en amplexo, postura en la que el macho abraza a la hembra por detrás de sus patas anteriores mientras esperan a que las hembras pongan los cordones de huevos, para poder fecundarlos. Decir como curiosidad, que varios machos pueden agarrar a la misma hembra mientras se pelean entre ellos por mantenerse aferrados.

 Amplexo de B. spinosus rescatado de la carretera.

Amplexo de B. spinosus en el que se ven hasta 3 machos compitiendo por una misma hembra.

Todas las fotos que aquí aparecen son hechas por mí, con el único fin de dar a conocer nuestra fauna, por lo que agradecería su difusión, si alguien está interesado en utilizar las imágenes, pido que antes se ponga en contacto conmigo debido al tiempo y esfuerzo invertido en su realización.

Espero que después de esta entrada tomemos un poco más de conciencia con esta problemática y nos movamos con mayor precaución, ya que todos podemos ayudar en la conservación de nuestra fauna ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Speybroeck, J., Beukema, W. y Bok, B., (2017), Anfibios y reptiles de España y de Europa. Barcelona, España, Ediciones Omega.
Masó, A. y Pijoan, M., (2011), Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. Barcelona, España, Ediciones Omega.

Webgrafía:
www.vertebradosibericos.org
www.sghn.org

Colaboradores:
Jose Antonio Crespo
Jonatan Antúnez González

4 comentarios:

  1. Magnífico traballo, Miguel. Lástima que non haxa máis xente coma vos.

    ResponderEliminar
  2. Saúdos, Miguel.Atopei o teu blogue curioseando noutra publicación e quixera seguilo, pero vexo que non hai isa opción e só quería saber se hai algún xeito de seguila automáticamente.Grazas polo traballo pero chegoume a pouco :) Na miña casa aparecen ás veces e metense entre a leña ou veñen á porta, non sei se notan a calor ou porqué o fan e gostaríame saber cómo ou donde podo poñelos a salvo por medo a pisalos sen velos ou aplastalos collendo leña.Grazas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucrecia, en primeiro lugar gracias polo interese, podes estar o tanto das novas publicacións se adxuntas o teu correo electrónico na pestaña seguir por email que aparece na parte dereita da pantalla. Por outro lado, se atopas algún anfibio dentro da túa casa ou garaxe, o podes coller e deixalo nun lugar máis apartado, se é posible lonxe de estradas, para que siga o seu camiño.

      Eliminar