Serra do Suído

La sierra de Suído está situado en el sur de la Dorsal Gallega, ésta dorsal es una cadena de sierras que van desde Estaca de Bares hasta el río Miño, con una longitud total de 250 km y una altitud media de entre 600 y 1000m. La Dorsal Gallega hace de límite entre las provincias de A Coruña y Lugo en el norte, A Coruña y Pontevedra en la parte media y Pontevedra y Ourense en el sur.

La Dorsal Gallega tiene un efecto de barrera que bloquea los vientos del Atlántico que vienen cargados de humedad, estas masas de aire húmedo tienen que ascender para pasar esta barrera, con lo que se produce el enfriamiento y la condensación del vapor de agua, lo que se traduce en abundantes precipitaciones. De echo, la sierra del Suído es uno de los lugares con mayores precipitaciones de Galicia y de toda la península ibérica. Otra muestra de su gran capacidad para retener agua es que en ella nacen grandes ríos gallegos como el Verdugo y el Oitavén que van hacia el Oeste y el Avia que va hacia el Este. El Tea es otro de los ríos que recorren el Suído.

 Río Tea a su paso por el Suído, el 7-10-2016.


La sierra del Suído es como una meseta, en la parte alta se alternan zonas llanas con cotos o montes que alcanzan y superan los 1000 metros de altitud. Según las distintas fuentes la máxima altura del Suído es el Coto de Sesta Cerrada (1059m.) o el Coto de Puza (1057 m.).

Charcas temporales de vital importancia para los anfibios de la zona, al fondo, uno de los parques eólicos de la sierra.

El paiseja del Suído es fruto de siglos de modificaciones realizadas por el ser humano. En las zonas más altas de la sierra desaparecieron las fragas para dar paso a las zonas de pasto y de matorral. Para llevar a cabo esta transformación los hombres emplearon una herramienta poderosa utilizada desde hace miles de años hasta la actualidad, el fuego.


 A lo largo de la sierra podemos encontrar gran cantidad de garranos y vacas.

En el Suído podemos encontrar también numerosas turberas, las turberas son zonas inundadas donde la falta de oxígeno en el suelo no permite la descomposición de los restos vegetales, por lo que estos se acumulan en forma de turba. Estos depósitos pueden alcanzar varios metros de espesor y actúan como esponjas, acumulando agua y soltándola poco a poco.

Las turberas son el hogar de muchas especies de plantas y animales adaptados a este medio. Destacan las plantas carnívoras del género Drosera, orballiñas en gallego, en el Suído nos podemos encontrar con la Drosera rotundifolia. Estas plantas obtienen gran parte de los nutrientes que necesitan atrapando insectos, ya que estos nutrientes no están disponibles en la turba.


Planta carnívora Drosera rotundifolia en una turbera de la sierra.

Detalle de planta carnívora (D. rotundifolia) con una presa, el 08-08-2017 en Pozo Piñeiro.


Os dejo a continuación algunos de los rincones que podemos encontrar en el Suído, un lugar para conocer, disfrutar, caminar y respetar.


 Puente medieval en el río Tea a su paso por Covelo (Pontevedra).

 Vistas a las zonas altas de la sierra y al embalse de Pozo Piñeiro, cerca del corazón del Suído.

Detalle de Pozo Piñeiro, que hace de refugio y bebedero para la fauna de la zona.

 Pista desde la que se puede ver buena parte del sur de la provincia de Pontevedra.

Río Parada a su paso por Entrerríos, formando uno de los múltiples valles de la sierra.

Ejemplar adulto de Chioglossa lusitánica encontrado en una de las múltiples zonas húmedas del Suído.

Esta sierra tiene una gran extensión y muchos valores naturales que resaltar como para incluirlos todos en una sola entrada, por lo que seguiremos conociéndola un poco mejor en una nueva publicación.


Espero que después de este pequeño resumen conozcamos un poco mejor este rincón de Galicia y que entre todos ayudemos en su conservación, ¡nos vemos en la siguiente entrada!

Bibliografía:
Varios autores, (2006). As montañas de Galiza. Ed. A nosa terra.
A serra do Suído. No sur da dorsal galega. Xunta de Galicia. Asambleia do Suído, FEG.

Webgrafía:
www.concellodecovelo.es
www.medioruralemar.xunta.es

2 comentarios:

  1. Teño pendente volver a Pozo Piñeiro, sobre todo para libélulas. Unha zona moi interesante.
    Apertas,
    Martiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se planificas unha saída por esa zona conta conmigo, que tamén e moi interesante para hérpetos!

      Eliminar